February 1, 2018

September 24, 2017

Please reload

Entradas recientes

Desapegarse de los padres y relacionarse positivamente con los suegros.

April 2, 2018

1/3
Please reload

Entradas destacadas

Las "6 horas mágicas" de las parejas felices...

Muchas parejas que llegan a terapia luego de algunas reflexiones caen en la cuenta de que es difícil estar bien como pareja si no se dedican tiempo realmente a serlo, si no tienen espacios para estar a solas y generar intimidad (no solo física, sino también emocional).

 

Cuando tienen hijos esto se hace más evidente, niños en la cama, culpa por dejarlos solos o por pasarlo bien sin ellos, cansancio… Se quejan de que no están bien como pareja, pero cuando se les pregunta cuándo fue la última vez que estuvieron solos como pareja haciendo alguna actividad que ambos disfrutaran, tienen que hacer memoria y no siempre logran recordar hace cuanto tiempo fue…

 

Más de la mitad de las separaciones son por infidelidades y si vemos las causales: bajó el deseo sexual, aumentó la costumbre y la rutina, sumado a una baja comunicación, escasez de risas, caricias e intereses compartidos, falta de apoyo, necesidad no cubierta de miradas, conexión y escucha real, sin pantallas, trabajos ni otros, como terceros de la relación… Falta de tiempo de calidad que ayude a conectarlos positivamente.

 

Diversos estudios realizados por Silver y Gottman detectaron un factor común que caracterizaba a las parejas que se declaraban felices y satisfechas con su relación a lo largo de los años: ellas compartían momentos especiales en sus rutinas cotidianas que acumulaban un promedio aproximado de 6 horas a la semana. La recomendación sería:

 

-  Partidas: Cuando se despidan, asegurate de dedicar a ese momento al menos 2 minutos al día, mínimo por los 5 días de la semana. Desarrolla un ritual para hacer de tus partidas algo especial más allá de un beso y un “hasta la noche”.

 

- Reunión / Reencuentro: Genera una conversación reductora de estrés al terminar cada jornada laboral, toma la mano, da el espacio de escucha, desahogo, liberación y decantación positiva y constructiva de temas. 20 minutos diarios, por 5 días de la semana.

 

- Admiración y Aprecio  Comunica aprecio genuino a tu pareja, elogios, felicitaciones, refuerzos positivos, interés real y activo. 5 minutos diarios mínimo, por 7 días de la semana.

 

Afecto: Toca, abraza y besa a tu pareja lo más que puedas, en distintos lugares y de formas distintas. Mínimo 5 minutos diarios por 7 días de la semana.

 

Cita: Agenda una cita nocturna con un mínimo de 2 horas, al menos 1 vez a la semana. Puede ser en casa, lo clave es que sean solo uds dos en plan romántico.

 

Revisión del estado de la unión: Dedica al menos una hora a la semana para hablar sobre tu relación, si les gusta como va, qué desean mantener, ideas para mejorarla, expresar orgullo y gratitud por lo bueno, etc.

 

Muchas veces cuando trabajo estos puntos en sesiones veo a los maridos anotar y empezar a calcular, surgen preguntas como “y si hago esto 10 minutos y esto otro 20??”, luego de lo cual vienen risas... Finalmente, da igual la cantidad de minutos, mientras tomen conciencia de lo importante de cada uno de estos momentos, los llenen de tradiciones y costumbres que sean lindas, les ayuden a llenarse de emociones positivas y generar más pertenencia el uno con el otro hacia la vida que están construyendo en común.

 

Claramente hay rituales que en vez de cansar nos fortalecen, como “abrazarse y terminar “danzando” lentamente los sábados mientras hacen el desayuno”; “correr a besarse cada vez que llegan a casa y se encuentran nuevamente”; “cocinar gnoquis los días 29 llenándose de harina”; “mirarse a los ojos cada noche antes de dormir y agradecer lo bueno que ha tenido el día”, o tantos otros que van generando conexiones, pertenencia, la sensación de hogar cálido, de puerto al cual queremos llegar siempre… Esta es una invitación clara a no perder la conquista cotidiana, no descuidarse y proactivamente buscar formas de cultivar la relación cada día, dedicando horas valiosas que se vuelvan mágicas por su poder de unirlos y enamorarlos cada vez más. Definitivamente, es posible.   

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos