February 1, 2018

September 24, 2017

Please reload

Entradas recientes

Desapegarse de los padres y relacionarse positivamente con los suegros.

April 2, 2018

1/3
Please reload

Entradas destacadas

Explicaciones Optimistas y Pesimistas

September 11, 2017

La vida es bella, pero no está lejana de dificultades, las cuales como seres humanos podemos enfrentar con resiliencia o con indefensión. Por resiliencia entendemos la capacidad de salir adelante pese a la adversidad y por indefensión conocemos el estado de desesperanza al que llega una persona cuando no se siente con las capacidades para sobrellevar adecuadamente un evento negativo y salir bien de él, creyendo que haga lo que haga la situación seguirá igual.

 

 


Pero ¿de qué depende que enfrentemos una situación adversa de forma resiliente o indefensa? Pues en gran parte de nuestros pensamientos, de las explicaciones que nos damos sobre los eventos negativos que nos suceden… Por ello, a continuación les explicaré un poco más sobre esto, entregando algunas ideas para fortalecer nuestra capacidad de resiliencia y explicarnos optimistamente la vida.

 

Las explicaciones que nos damos sobre lo que nos ocurre se pueden dividir en tres dimensiones:

1. La permanencia: se refiere a la duración que tienen los eventos o sus causas ¿son permanentes o transitorios?

2. La extensión: esto que está ocurriendo ¿afecta a una sola parte de mi vida (por ejemplo, en mi trabajo y nada más) o a todas las áreas en que me desenvuelvo (familia, amigos, trabajo, proyectos, etc.)?. Se divide en afectación específica o global.

3. Lo personal: ¿están las causas de lo que me ocurre en las personas (yo o los otros) o en circunstancias distintas a ellas (el tiempo, el dinero, etc.)? ¿personal o impersonal?

Considerando estas dimensiones, podemos explicarnos la vida de forma optimista o pesimista, según cómo percibamos los eventos negativos y positivos que nos sucedan:

- Estilo Explicativo Pesimista: Ante los eventos negativos, las personas que tienden a las explicaciones pesimistas piensan que éstos serán permanentes, globales y personales. Por ejemplo: ante la primera evaluación negativa del jefe en su trabajo (evento adverso o negativo), la persona se explica esto así: “siempre me irá mal en el trabajo (permanente), soy un fracaso en todo lo que hago (global), mis profesores en la universidad eran pésimos, no me prepararon bien (personal, pues atribuye a otras personas la responsabilidad de lo que le está sucediendo)”.

Por otra parte, cuando le ocurre un evento positivo, por ejemplo, su jefe le da un bono de dinero por sus méritos laborales, la persona con estilo pesimista, se lo explica de forma transitoria, específica e impersonal: “con la crisis económica no creo que les dure esto de dar bonos (transitorio), aunque es bueno que en al menos un lugar te reconozcan tu trabajo, pues nadie más me reconoce lo que hago bien (específico), yo creo que la empresa tuvo ganancias sobre lo esperado y por eso nos dieron estos bonos (impersonal)”

- Estilo Explicativo Optimista: Ante los eventos negativos, las personas que se dan explicaciones optimistas, tienden a verlos de modo transitorio, específico e impersonal. Así, “esto malo que nos está ocurriendo sólo durará un tiempo (transitorio), afecta sólo una parte de mi vida (el trabajo, por ejemplo) y lo demás puede seguir bien (específico),  además tiene relación con circunstancias de la vida que hay que enfrentar (impersonal)”.

En este sentido, cuando suceden eventos positivos, las personas con estilo explicativo optimista, los perciben como permanentes, globales y personales, por ejemplo: “siento que esta relación puede durar para siempre (permanente), me hace muy feliz y me entrega energía para realizar todo lo que me propongo (global), nos cuidamos y queremos tanto que vale la pena confiar (personal)”

Por otra parte, algo fundamental es considerar también lo importante que puede ser el optimismo en nuestras vidas, como podemos revisar a continuación:

- Una visión optimista del futuro genera energía para trabajar por él, facilitando su cumplimiento (“profecía autocumplida”)

- Percibir algo como posible o alcanzable, facilita la perseverancia y persistencia para seguir luchando por él

- El pensamiento optimista facilita el afrontamiento de dificultades y tener iniciativas frente a la adversidad.

- La visión optimista facilita la formulación de planes.

- Los pensamientos optimistas promueven estados de ánimo positivos, vitalidad y moral alta.

 

* Lo importante acá es que todos tendemos a uno de esos estilos para explicarnos el mundo, y quienes tienen un estilo explicativo optimista, son más felices, resilientes, más saludables física y mentalmente, entre otros beneficios. No se trata de llegar a un optimismo idealista, lejano a la realidad, sino de tener esperanza y una visión positiva de uno mismo y del futuro. Es distinto pensar y decir “eres un egoísta (explicación global de un evento negativo) a decir “estás siendo egoísta en este momento” (explicación específica), así, un mismo evento puede explicarse de muchas maneras y dependiendo de cómo sea nuestra explicación, será el modo en que nos sintamos respecto a lo que nos pase en la vida, respecto a otros y a nosotros mismos.

 

La buena noticia es que el estilo explicativo optimista se puede aprender, podemos ir trabajando el modo en que nos explicamos las cosas, tomando conciencia de cuál es nuestro propio estilo, analizando nuestras explicaciones y orientarlas hacia una visión más positiva, como a continuación se sugiere:

 

Ejercicios:

Entrenar explicaciones optimistas: Toma nota de distintas situaciones significativas que te ocurran, anota cuál es tu explicación sobre su causa y efectos y luego escribe al menos otras 6 explicaciones alternativas. La idea es detenerse a leer nuestras explicaciones, ver si tendemos hacia un estilo pesimista u optimista, y hacer un esfuerzo por aumentar nuestra habilidad para explicarnos lo positivo de forma permanente, global y personal, y lo negativo de modo transitorio, específico e impersonal, para ir aprendiendo gradualmente un estilo explicativo optimista de ver la vida. ¡ Suerte en esta tarea !

- “Mi mejor futuro posible”: Escribir en un cuaderno cuál sería el mejor futuro que imaginas para tí, cuáles son tus mayores sueños, lo que siempre has deseado.Conectarte con aquello que desearías, proyectarlo en tu futuro y luchar por conseguirlo puede darle un sentido a tu vida que te motive y anime a intentar ese camino.

 

- Diario de metas y submetas: Escribir cuáles son tus mayores metas, subdividirlas en metas más pequeñas (para ser ingeniero, debo primero pasar este semestre académico, por ejemplo) y ordenarlas según la importancia que tengan para tí. Una ventaja de la gente que es más feliz en su vida es saber escoger y centrarse en metas alcanzables, posibles (esto no quiere decir que sean fáciles o poco significativas), lo cual les ayuda a luchar por ellas y conseguirlas con mayor exito.

 

Si te centras en metas enormes sin ir paso a paso, verás muy lejano todo, muy dificil y podrás desmotivarte. Si te centras en ir alcanzando submetas y logrando pequeños pasos, sentirás como cada vez te acercas más a tu objetivo final, lo cual mantendrá tu ánimo e ilusión. En este diario podrás ir escribiendo estas metas y sus logros, lo cual aumentará tu conciencia sobre ellas y tu proyecto de vida.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos